Los 5 Fil Sofos M S Importantes De Trabajo En

El liderazgo de las matemáticas para la vida Uso de grandes pensadores

Así, el significado básico para la persona del cristiano posee la conciencia viva que el salvamento y la liberación - la noción equivalente - encuentran la respuesta en la realidad, que asiste ya en la vida humana, - en Cristo.

Sin embargo el milagro hecho en el mundo por la fe y que encuentra la confirmación en la experiencia de la vida verdaderamente comunal, llena él toda la vida, crea al nuevo sujeto, la nueva "creación". Y toda la actividad de la nueva persona, su juicio sobre que rodea, su visión de la historia y el mundo, su relación recíproca con otras personas y sus actos no pueden estarán determinados por la fe.

Hoy esto es muy importante. Es posible oír Por ejemplo: “Gracias al Evangelio presto la atención a los pobres”, y esto, sin duda, así. Pero si por esto el asunto acaba, entonces el Evangelio se limita sólo ético, por el aspecto del problema. Sin embargo el Evangelio forma también el juicio y la conducta de los que se encuentra con el problema de la pobreza.

Todo esto encuentra la expresión en el acto cristiano, que en la lengua de la Iglesia se llama en el sacrificio. No hay hasta aquí división en pequeño y grande, pero todo aspira se dirigirá en la riqueza infinita de la comunicación con Cristo. Persuadirse que esto no simplemente las palabras, pero la experiencia de la vida, - significa dar comienzo al conocimiento de lo que hay un Renacimiento, el nuevo mundo que ha comenzado desde hoy la existencia.

En Cristo - el sentido completo del cielo transparente esta tarde ventosa, mi persona, nosotros, todo el mundo. Afirmar que Cristo es el salvamento, - significa trazar la vía, sobre que todo debe ser cumplido y ser hecho.

Por eso el signo de la comunidad viva cristiana es o su participación directa en la decisión de todos los problemas públicos, o la participación personal en ello cada uno sus miembros, en la conciencia de la fe Cristo y el accesorio a la Iglesia.

Próximo es ante todo el que Cristo ha puesto cerca de nosotros. No existe próximo, que significaría para nosotros más que los que así como, tanto como, reconocemos a Cristo el salvamento: es decir nuestros hermanos por la comunidad.

En ello halla la expresión nuestra persona: principal en nosotros - no lo que nosotros los sacerdotes, o los monjes, o los obreros, o los padres de la familia, y lo que nosotros - los cristianos, que no nos ocuparíamos. Afirmamos que el salvamento funciona ya entre las personas, siendo ello y testimoniándolo ante todos.

El problema principal es una lucha por la humanidad de la persona, por el seguimiento a su destinación verdadera. La tarea de la comunidad cristiana consiste en la educación en ello de la fe. Es el mejor modo de la formación de la persona de las personas, que pondrían los logros técnicos al servicio a la persona. Hablando “Sí el Reinado Tuyo”, rogamos el salvamento todo humano que es en el mundo.

Es ante todo que la decisión de cualquier problema es falsa e ilusorio, si es notado por el menosprecio a los valores confesados por la comunidad de iglesia, los valores, por que vive: a la representación de iglesia sobre la persona y sobre el sentido de la historia.

La comprensión de la esencia de la fe y, por consiguiente, la esencia de Cristo; la comprensión viva del valor de nuestra unidad, nuestra coparticipación, con otras palabras - la Iglesia no resulta los razonamientos especulativos o las investigaciones. Es el fruto del encuentro.